domingo, 8 de febrero de 2009

Nuevas metodologías versus ( hacía) la enseñanza tradicional

Con la perspectiva que me puede aportar mis veintiún años de trabajar con alumnos, desde los años 83-84 en los que se anticipo la Reforma Educativa en algunos centros publicándose el libro blanco- propuesta para debate para la Reforma Educativa- en 1987 y la implantación de la LOGSE en 1990,hasta el momento actual , observo significativos cambios en el sistema educativo.
Eran años en los que pensábamos crédulos que íbamos a encontrar cual alquimistas la piedra filosofal de la educación, desde entonces la vida de un profesor ha transcurrido tras la búsqueda de recursos que pudiesen abrir la mente de los alumnos; desde concursos de ingenio, laboratorios de matemáticas, elaboración de chistes , comics matemáticos, papiroflexia, jeroglíficos:
Criptogramas:
  • ¿ 2 + 2 + 3 = 7 ? Claro...Pues bien, comprueba que DOS + DOS + TRES = SIETE.Se trata de sustituir cada letra por una cifra, de forma que la suma funcione correctamente. Dos letras diferentes no pueden valer la misma cifra y, una letra vale lo mismo independientemente de la posición en la que esté.
  • 9 + 11 = 20 ? Claro… Pues bien, comprueba que NUEVE + ONCE = VEINTE.

Y que V + E + I + N + T + E = 20.

Puzzles y juegos, concursos de cuentos, matemáticas de la vida cotidiana, nuevas tecnologías,...

(S e trata de sustituir las letras por los dígitos del 1 al 9 ( empléalos todos y solo 1 vez cada uno) para cumplir la fórmula. )

Todos estos comodines, muletas que les hemos puesto a nuestros alumnos han enmascarado una única realidad: sin esfuerzo no hay aprendizaje.
Llevo años intuyendo que hay que volver a esos castillos de fracciones provocadores de pesadillas en otros tiempos después de observar la incapacidad para efectuar simples cálculos de nuestros alumnos de bachillerato tecnológico, no están peor preparados que los alumnos de otros tiempos pero sin embargo la falta de entrenamiento y la dispersión , la falta de concentración que provoca la sociedad actual hacen que hoy en día nuestros alumnos estén pasando a ser considerados analfabetos anuméricos.
Vuelta a las tablas de multiplicar y aprender de los países asiáticos.
El National Council of Teachers of Mathematics (NCTM), la mayor asociación de profesores de matemáticas del mundo, con 100.000 miembros en Estados Unidos y Canadá, ha publicado un informe en el que propone volver a la enseñanza tradicional de las matemáticas: tablas de multiplicar, divisiones largas y álgebra pura y dura. El objetivo es asegurar que los estudiantes aprenden bien los fundamentos matemáticos básicos.
Es importante quién lo dice, pues el NCTM publicó en 1989 otro informe, que influyó mucho en los libros de texto y desembocó en los llamados programas de “reforma de las matemáticas”. A diferencia de otros países, en Estados Unidos no hay programas nacionales obligatorios de las asignaturas, de forma que las guías de organizaciones como el NCTM tienen un peso significativo.
Según la guía de 1989, 120 dividido entre 40 no eran simplemente 3; eran 3 porque se podían hacer tres conjuntos de 40. El objetivo era comprender las matemáticas, no repetir fórmulas. De ahí que la guía fomentara las estimaciones en lugar de las respuestas precisas. Así, 4.783 entre 13 debía resolverse dividiendo 4.800 entre 12 y responder “alrededor de 400”. Por supuesto, recomendaba el uso de la calculadora desde los primeros cursos de la educación infantil. Un estudio de la Thomas B. Fordham Foundation ha confirmado que solo 24 estados especifican que los estudiantes deben saber las tablas de multiplicar. La mayoría permite el uso de calculadoras desde los primeros años de enseñanza (“The Wall Street Journal”, 12-09-06). Aunque el presidente del NCTM se ha apresurado a aclarar que aquel informe no fue bien comprendido y que no pretendía excusar a los alumnos de aprenderse las tablas de multiplicar, la nueva guía “deroga” la anterior. De hecho, el objetivo es aproximarse a la forma de enseñar matemáticas en los países asiáticos, cuyos alumnos consiguen los mejores resultados en las pruebas internacionales. Allí, los profesores insisten a los alumnos en un puñado de conceptos matemáticos básicos, y luego les enseñan a resolver problemas cada vez más difíciles. El estilo estadounidense, por contraste, según el informe, pretende abarcar la extensión de un mar pero con “una pulgada de profundidad”. La guía, titulada “Curriculum Focal Points(http://www.nctm.org/focalpoints. ) en la que han trabajado 80 profesores durante 18 meses, recomienda cómo enseñar la asignatura a los alumnos desde preescolar hasta los 13 años. También incluye sugerencias para diseñar los programas de matemáticas, dirigidos a los colegios y a los responsables educativos de los estados.
¿ Tendremos que volver a lo temidos castillos de fracciones?.
DÉJAME TU OPINIÓN.
CASTILLOS SÍ O CASTILLOS NO.
Por si el resultado de esta pseudoencuesta es afirmativo y -sin dejar las nuevas tecnologías-:
RECURSOS CON LA CALCULADORA WIRIS:

11 comentarios:

  1. Hay que evolucionar, los que detestábamos hacer castillos hemos de volver a ellos.
    CASTILLOS SÍ

    ResponderEliminar
  2. Manolí, realmente tu blog es una fuente de sabiduría imnpresionante, tu capacidad a la vez: de divergencia y de abarcamiento holístico es sorperendente .... uno se pega a tu blog, es divertido y el vínculo con tus educandos es simpatiquísimo ... felicitaciones, yo aprendo y me dan ganas de piratearte todo! realmente es un blog maravilloso, Claudio

    ResponderEliminar
  3. No puedo decirte más que gracias por tus elogios ... y que he tenido que buscar la palabra holístico. Admiro tu capacidad trabajadora para trabajar tanto y en tantos campos-el de la solidaridad-.
    Tengo una entrada pensada para y por tí.

    http://matematicas-maravillosas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. En mi opinión siempre hay que intentar aunar las dos cosas (tradición y novedad). Ésa es la clave del éxito, no basta con dar interminables listas de ejercicios, hay que luchar también porque los alumnos/as razonen, se diviertan y disfruten haciendo matemáticas. felicidades por tu blog. Un besito

    ResponderEliminar
  5. Siempre he defendido que el esfuerzo es imprescindible para el aprendizaje, pero en cuestión de castillos... prefiero los de los fuegos artificiales ;)

    Un beso y enhorabuena por tu Blog.

    ResponderEliminar
  6. Definitivamente, castillos sí. Es curioso que los profesores de matemáticas seamos los que más deseamos una vuelta a lo tradicional. Por ejemplo, el autor del Panfleto Antipedagógico también es del gremio.

    Un saludo, y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
  7. Pues, no está bien visto , pero los mejores resultados los obtengo cuando aplico enseñanzas tradicionales: el alumno debe leer, resumir, copiar, memorizar, y repetir ejercicios y ... trabajar, por dios !!!!.
    Sin esfuerzo no hay aprendizaje.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo! Sin esfuerzo no hay aprendizaje y tantos años de "innovaciones" han desembocado en un analfabetismo generalizado. Lo peor: muchos de los que se formaron en ese analfabetismo son los docentes actuales, y ya ni saben lo que deben enseñar!

    ResponderEliminar
  9. Es cierto que las nuevas hornadas de profesores son ya fruto de la LOGSE pero no por ello menos preparados: nuevas tecnologías, idiomas, pueden adaptarse a cualquier estilo de enseñanza , pero... ¿ esta administración les permite elevar el nivel de exigencia a los alumnos... pueden tener un alto número de suspensos?: no es la preparación del profesor joven o experimentado sino lo que La Administración espera de nosotros: una ficticia evaluación del alumnado con pocos suspensos, y si ni aún así el alumno consigue titulo se lo damos a través de un PCPI.

    ResponderEliminar
  10. Por casualidad y gracias a este magnífico invento de internet, tengo el placer de leer su blog. Pertenezco a un ámbito laboral muy diferente al suyo, pero "sufrí" aquellas fracciones, aquellos problemas, y a pesar de mi incapacidad para las matemáticas, observo con tristeza y preocupación el poco o nulo conocimiento matemático de los jóvenes y niños de ahora, a los que aventajo en cálculos y deducciones que fueron horas de dedicación, esfuerzo y buenos profesores. Felicidades por este espacio de conocimiento, me uniré a este viaje en el que objetivo no es la meta sino el camino. Gracias por su labor.

    ResponderEliminar
  11. Un emotivo comentario que viene en un día en el que todos estos temas que tratáis los comentaristas han surgido en un debate en un Curso de la Uned : " Matemáticas dentro y fuera del aula"

    http://www.cursosdeveranoalcalalareal.es/curso3.html

    Este sistema educativo no potencia el esfuerzo; y así ningún método conseguirá que el alumno aprenda.

    ResponderEliminar