Matemáticas encontradas en Cadiz y Gibraltar



No ha sido éste un viaje muy matemático que digamos, aunque en las ruinas de la ciudad romana de Baelo Claudia, todo eran cuerpos geométricos distribuidos armoniosamente.
En el museo descubrí un hermoso ejemplo de reloj de sol del siglo I d.C. que consta de una esfera que representa la bóveda celeste; en ella aparecen grabadas una serie de líneas circulares que permiten la lectura de la hora. El funcionamiento es sencillo, únicamente hay que seguir con atención las líneas que están trazadas dentro de la bóveda celeste. Sobre la esfera, el sol está representado mediante la mancha de luz producida por los rayos solares que penetran a través del orificio de la placa metálica situado en la parte superior, que hace las veces de "gnomon". Esta mancha de luz indicaría la hora y la estación del año en que estamos.
Subiendo el Peñón una excelente vista del viejo mundo conocido con un monumento las Columnas de Hércules con dos caras:
  • El Viejo Mundo
  • El Mundo Moderno
Durante siglos filósofos, teólogos y hombres de ciencia habían asegurado que la Tierra era plana como un disco y estaba limitada por un mar infernal que se extendía, al oeste, más allá del cabo Finisterre y del estrecho de Gibraltar.
Éste señalaba el límite del mundo conocido, la última frontera para los antiguos navegantes del Mediterráneo. Los griegos conocían bien el Mediterraneo aunque dadas las considerables distancias, sus conocimientos sobre lo que se extendía en el océano Atlántico era más limitado, dando lugar así a leyendas y temores. Bajo el lema «Non Terrae Plus Ultra» los romanos asignaban el confín del continente, asociado tanto a Finisterre como al el estrecho de Gibraltar.
Un viejo mundo da lugar al nuevo mundo gracias a la perseverancia-o cabezonería- de hombres como Cristóbal Colón.

Comentarios

  1. Me alegro mucho de que hayais disfrutado del Campo de Gibraltar. La próxima vez deberíais plantearos cruzar el Estrecho!!! Seguro que también en Ceuta tu mirada matemática descubriría cosas interesantes. Besos. Marga.

    ResponderEliminar
  2. Y sabes que no me faltan ganas,me acordé mucho de tí. Desde aquí quiero recordar que tenemos pendiente ir a verte y conocer, entre otras maravillas el pueblo de Chaouen.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Actividades para 1º de Bachilerato: CUESTIÓN DE MEDIDA DE ÁNGULOS

Ya va tocando resolver un problema: Problema de Fermi

LOS NÚMEROS TIENEN VIDA PROPIA. RAMANUJAN,EL HOMBRE QUE CONOCÍA EL INFINITO.