WABI - SABI o cómo retomar el sentido de la vida

Sólo cuando comprendamos el valor de lo imperfecto y lo efímero estaremos preparados para disfrutar, momento a momento, del milagro de existir.

WABI es un término japonés que hace alusión a la sencillez, humildad y simpleza de las cosas otorgándole una dignidad intrínseca.Con el tiempo surge el SABI, ese sensación que deja  lo aviejado, lo gastado po el uso, lo solitario y olvidado y que de forma natural cohabita con nosotros. Descubro que soy un poco wabi-sabi pues todo lo que me aporta alguna sensación es así:   el arte, cine koreano,chino,..., objetos antiguos, decoracion minimalista,  plantas naturales,- nunca  he soportado las plantas artificiales, las cosas que quieren parecer autenticas  como las piedras en la bisutería, el cesped homógeneo-.



Andrew Juniper afirma que si un objeto o expresión puede provocar en nosotros una sensación de serena melancolía y anhelo espiritual, entonces dicho objeto puede considerarse wabi-sabi.

http://comodicenquenosegoza.blogspot.com/2009/12/wabi-sabi-la-belleza-infinita.html

 Un libro de Leonard Koren:

Wabi-Sabi: for Artists, Designers, Poets & Philosophers


Esta sugerente escultura la  he descubierto viendo la película Time  ( Shi Gan ); en ella queda patente la adversidad  provocada por el alejamiento del mundo occidental  del Wabi-sabi  es  la decimotercera pelicula del director coreano Kin ki-duk,  un drama romántico en el que  los personajes parecen desplazarse sobre una cinta de Moebiüs, pues al transcurrir el tiempo, éstos en la busqueda  de ellos mismos  provocan un desencuentro que, a diferencia de  un bucle circular, el  principio y el fin  parece no unirlos nunca.

La escultura , junto a otras también  conmovedoras están en el parque de Baemigumi, situado en la isla de Mo, a cuarenta kilómetros de Seúl, la capital de Corea. Allí expone una treintena de obras el escultor Lee Il-ho, que vive y trabaja en esta isla, de superficie inferior al kilómetro cuadrado.  Todo un reencuentro con la  naturaleza  en oposición a la  frenética vida de la ciudad en la que  la tecnología avanzada  están perjudicando  al espíritu y a los instintos más puros del ser humano.

Comentarios

  1. Magnífico. Me recuerda esto al concepto hindú de "dukha". Hay quien lo confunde con "sufrimiento", pero es mucho más parecido a esto del Wabi-Sabi, palabras que por cierto nunca había escuchado.

    A mi me cuesta trabajo aceptar lo imperfecto, lo cambiante, pero si pudiera hacerlo estoy seguro de que sería más feliz. Tomaré nota.

    ResponderEliminar
  2. El anhelo de lo que no podemos alcanzar nos provoca aún mayor desazón pues enfatizamos ese objetivo aún más, aquí surge el desapego la asignatura pendiente de los humanos.
    Gracias por enseñarme algo con cada comentario.

    ResponderEliminar
  3. Kim ki Duh encajo perfectamente la isla de Mo en la pelicula, la que por cierto es bastante subjetiva, explora el amor, desamor, inseguridad de la pareja,la busqueda de uno mismo, y de alguna manera habla de la reencarnacion en la misma vida, y si la persona amada puede reconocerla aun despeus del tiempo, y el cambio fiisico, es decir si puede reconocer la escencia que los unia, lamentablemente,como en la vida, tiene un fin real, y es que no siempre el amor triunfa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Actividades para 1º de Bachilerato: CUESTIÓN DE MEDIDA DE ÁNGULOS

Ya va tocando resolver un problema: Problema de Fermi

LOS NÚMEROS TIENEN VIDA PROPIA. RAMANUJAN,EL HOMBRE QUE CONOCÍA EL INFINITO.