Otro curso que termina y otra reflexión sobre el clima en las aulas.

Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de lluvia tras los cristales.
Es la clase. En un cartel
se representa a Caín
fugitivo, y muerto Abel,
junto a una mancha carmín.
Con timbre sonoro y hueco
truena el maestro, un anciano
mal vestido, enjuto y seco,
que lleva un libro en la mano.
Y todo un coro infantil
va cantando la lección :
mil veces ciento, cien mil,
mil veces mil, un millón.
Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de la lluvia en los cristales
Antonio Machado


  Fotos que tomé en mi visita al Museo Etnográfico de Olivenza ( Badajoz)

 Una poesía que me ha hecho anhelar otros tiempos, tiempos que yo no viví, años de monotonía en las  clases, de melódica sinfonía de tablas de multiplicar y estribillos repetitivos que aún perdurarán en mentes avejentadas, una clase, ese lugar ungido por alguna deidad y hoy execrada por algunos  alumnos que han crecido sin valores. No, no añoro tiempos pasados , intento sentir en mis clases  la calma y el sosiego que, tal vez , sentirían esos maestros  de 1900, sin libros ni pizarras digitales, que han irrumpido dándonos una lección de modernidad, haciéndonos sentir aún más insignificantes y sujetos a la esclavitud de tener que trabajar  más, preparar una clase se está convirtiendo en un proceso tan elaborado que nos hará olvidar al verdadero protagonista del aprendizaje: el alumno; estaremos tan preocupados de los iconos que más nos valdría tener avatares de nuestros treinta y pico alumnos que con pitidos y efectos especiales nos avisasen que están ahí, escondidos tras las pantallas, será por eso que se portan mal, para requerir nuestra atención; no va a disminuir el fracaso escolar comprando  tecnología ( portatiles, pizarras, libros digitales), la dispersión del alumno -inversamente proporcional a su capacidad de aprender-,  aumenta con estos artilugios, nuestros alumnos están obesos digitalmente lo que en lugar de dotarlos de autonomía en su aprendizaje  les hace necesitar más que nunca nuestras explicaciones.
Dificil momento  en el que hemos de compaginar el silencio, la concentración  y la repetición necesaria para aprender con los efectos especiales, la dispersión y la rapidez de la red.

Comentarios

  1. Hoy leo que la científica Celia Sánchez Ramos -candidata al Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2011- " sintió el flechazo en unas prácticas de biología de COU al diseccionar un mejillón"... viene a reforzar mi reflexión de esta entrada, por eso cuando Rafa me comenta en facebook :"Al hilo de tu reflexión sobre el uso de la tecnología en las aulas, esta otra reflexión de un compañero vista en la red: "estamos escorándonos demasiado hacia desarrollos personales alejándonos de la profesionalidad, nuestros "clientes" necesitan lo último." Y también necesitamos que los que gestionan la enseñanza sepan hacia dónde vamos".
    Entiendo que ni nuestros dirigentes ni nosotros sabemos hacia dónde debemos caminar. ¿ Cúantas prácticas hacen hoy día nuestros alumnos en Laboratorios?: por eso respondí al comentario anterior:
    Reflexión que para su valoración sería necesario conocer en qué contexto y con que intención fue lanzada. respecto a tu último comentario hemos empezado la casa por el tejado, portatiles a alumnos de 1º e.s.o. que aún no han adquirido las d...estrezas-mejor competencias para estar a la última- básicas, y sin embargo no dotamos a los alumnos de bachillerato de las condiciones mínimas que estos necesitan: portátiles, pizarras digitales, libros electrónicos, laboratorios y ... ! una ratio razonable!; ( en mi Instituto llevamos unos años con 2 bachilleratos cientícos tecnológicos a 38 alumnos por clase que no alcanzan a ver la pizarra.A eso me refiero con mi reflexión : a las prioridades.

    ResponderEliminar
  2. Tener algunas ideas claras deberían ser las prioridades de los responsables en educación:
    1º. Los problemas o dificultades de la enseñanza van mucho más allá de los factores que podemos controlar los profesores (no obstante es indudable que nuestra influencia, tanto a nivel personal como profesional es muy significativa) 2º. Aunque las TIC tienen bastante que aportar, el verdadero margen de mejora está más allá de las mismas, con o sin 2.0

    ResponderEliminar
  3. Bonita reflexión. La tecnología no puede ser un fin en sí mismo. El aprender requiere de esos silencios que propician el diálogo interior, y que dan origen a saberes y vocaciones.

    ResponderEliminar
  4. Como en todo lo relacionado con la política, tenemos la impresión de que se " dan efectivamente palos de ciego "; medidas sin reflexión ni proyección de futuro

    ResponderEliminar
  5. Machado es genial! Y respecto a tu reflexión, me ha gustado mucho y la comparto. Creo que se da demasiada importancia y se pone demasiado esfuerzo en implantar las tecnologías en las aulas, pero muy poco en motivar a los alumnos, en formar a buenos profesores, en crear un buen sistema educativo que sin duda es lo que más importa! Claro que con un buen uso las tecnologías también pueden aportarnos muchas cosas. Pero antes que eso hacen falta muchas mejoras.

    También, al anunciar el fin de las clases, me has recordado esos ultimos dias de cole xD Ahora mismo estoy en un cursos de oposiciones así que de momento las clases no acabaran, pero recuerdo con un poco de melancolia aquellos años en que se acababa el cole, ese ultimo día era genial! o incluso cuando se acababa la

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Actividades para 1º de Bachilerato: CUESTIÓN DE MEDIDA DE ÁNGULOS

Ya va tocando resolver un problema: Problema de Fermi

LOS NÚMEROS TIENEN VIDA PROPIA. RAMANUJAN,EL HOMBRE QUE CONOCÍA EL INFINITO.