María Montessori. Una vida dedicada a los niños.



    Los  últimos coletazos del verano nos llevan inexorablemente al cole, nos lo recuerda cierto centro comercial, y hoy, un nuevo doodle de Google. Cómo no hablar de esta insigne mujer cuando  casualmente ayer mismo era tema de conversación entre dos insignificantes profesoras, la que firma este blog y María, profesora y educadora desde la experiencia, las ganas y apoyada por la Psicología, conocedora en la teoría y en la práctica del aula de Las Inteligencias Múltiples de Gardner.

     Nos une el respeto al alumno, la necesidad de conocerlo y de crear en el aula un clima en el que los alumnos se encuentren a gusto, que toque el timbre de fin de la clase y de la jornada escolar y que aún siendo la sexta hora de la mañana los alumnos exclamen: ¿ ya?,  ! qué corta se me ha hecho hoy la clase de Matemáticas!. 

   Esa es la filosofía que subyace detrás de las teoría  de la pionera  María Montessori  y del actual  Howard Gardner:  cada niño es único y aprende  de forma distinta, es responsable de su aprendizaje y nuestra obligación es fomentar su autonomía. En  palabras de María:  es una teoría que  parte de los puntos fuertes  de cada alumno para reforzar los débiles, así  el  alumno más  débil  en una disciplina puede sentirse fuerte en algún aspecto.

   Un milenio les separan lo que enfatiza la figura de esta admirable mujer. Nacida en 1870 es reconocida por la historia como médica, científica, educadora, pero ante todo como profunda observadora de la naturaleza humana.

   Tuvo una formación que hoy nos parece imposible pues estudió ingeniería a los 14 años, luego estudió biología y por último fue aceptada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Roma. A pesar de que su padre se opuso al principio, se graduó en 1896 como la primera mujer médico en Italia. Fue miembro de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Roma. Más tarde, estudió antropología y obtuvo un doctorado en filosofía, época en la que asistió a uno de los primeros cursos de psicología experimental. 

 Unas ideas claves en su método: 

- El respeto a la autonomía del alumno.
- El respeto a la iniciativa personal.
- La auto disciplina del alumno.
- El ejercicio constante de exploración y búsqueda de conocimientos.
- La adquisición básica de los grandes aprendizajes y conocimientos.


    La idea de Montessori es que al niño hay que trasmitirle el sentimiento de ser capaz de actuar sin depender constantemente del adulto, para que con el tiempo sean curiosos y creativos, y aprendan a pensar por sí mismos. Ayudamé a hacerlo por mi mismo" es una frase emblemática del método.



    Suficiente para que los que nos dedicamos a la, sin duda, la mejor profesión que se pueda tener,  afrontemos un nuevo curso con energías renovadas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Ya va tocando resolver un problema: Problema de Fermi

Actividades para 1º de Bachilerato: CUESTIÓN DE MEDIDA DE ÁNGULOS

LOS NÚMEROS TIENEN VIDA PROPIA. RAMANUJAN,EL HOMBRE QUE CONOCÍA EL INFINITO.