Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

Infinitas formas de grafía del símbolo del infinito.

Imagen
Límites, indeterminaciones, el infinito en todo su esplendor; mis alumnos prefieren escribir inexistentes operaciones mezclándolo con cifras hindoarábigas, dividen por cero, lo mismo restan infinitos que lo multiplican proporcionadamente por números negativos para conseguir una discontinuidad de salto infinito; y yo, les pido respeto, les sugiero que muestren una apasionada sumisión a las  reglas propias de ese concepto que los socráticos asociaban con algo perverso, y, tan enormemente grande, que estaba vinculado al desorden y el caos, el apearon (άπειρος) con el que los griegos designaban lo ilimitado, lo carente de definicióny cuya grafía fue introducida por el matemático inglés John Wallisen 1655 en su Arithmetica Infinitum (Oxford, 1665)aunque en 1694 Bernouilli lo asoció a la curva lemniscata: 


Curva  que bien podría servirte para una matemática declaración de amor infinito.     A semejanza de la elipse: conjunto de puntos que cumplen que la suma de las distancias a dos punto…