domingo, 15 de junio de 2008

Mathematikós: el que aprende, aprendiz

"Verdaderamente, lo que más placer proporciona no es el saber, sino el estudiar; no la posesión, sino la conquista; no el estar aquí, sino el llegar allá."
( Gauss. 1777-1855 ,llamado el príncipe de las matemáticas).
Y digo yo, quién será entonces, al que se le otorge el título de rey?...
Por cierto estoy leyendo una historia centrada en Gauss y otro personaje extraordinario: Alexander von Humboldt, naturista, viajero y aventurero empedernido de inagotable curiosidad, ambos se reencuentran en Berlín en 1828, ya mayores, y se ponen a evocar sus años de juventud en los que se dedicaron a la descomunal empresa de medir el mundo. En los tiempos en los que Humboldt recorrió nuestro planeta, gran parte de la tierra quedaba todavía por explorar, lo cual, unido a su carácter intrépido y temerario, lo llevó a protagonizar las más descabelladas aventuras: navegar por el Orinoco, explorar selvas vírgenes, probar venenos, escalar volcanes o medirse con monstruos marinos y con caníbales no menos aterradores. Carl Friedrich Gauss, no se queda corto en términos de excentricidad: brillante matemático, Gauss es también un apasionado de las mujeres, un auténtico galán que, eso sí, es capaz de abandonar el lecho conyugal en plena noche nupcial para anotar una fórmula matemática. En lugar de ensalzar a estos personajes históricos, el autor nos los muestra en todas sus facetas: con sus grandezas, pero también con sus errores, sus pequeñas manías y sus debilidades, y consigue de este modo una perspectiva humana inédita de estos dos grandes nombres de la historia.
Otra lectura motivadora en ese afán del ser humano de llegar más allá, la busqueda del conocimiento que llevo a Fausto a vender su alma al Mefistófeles en su búsqueda de la piedra filosofal, ese trascender, llegar más allá , tema también de otro libro de Guillermo Martinez "Acerca de Roderer".
La Medición del mundo es una lectura adecuada para un final de curso; aunque en puertas de la selectividad, y al final de un curso,cuando todos pensamos en descansar no parece la invitación más idónea para empezar una nueva entrada, pero es la razón de la existencia de este blog, convive conmigo desde... siempre; es un nexo de unión entre Migue y yo; que también anda por ahí buscando vivir con su propio daimon, o verdadero ser.
Analizando nuestro día a día, mi amiga Maria y yo descubrimos y entendimos, lo que Aristóteles llamó pespectiva eudaimónica en su Etica a Nicómaco; nos hace más feliz, si cabe, que la perspectiva hedonista que nos hace satisfacer el deseo inmediato: un buen vino,... es más duradera, y ...parece que también causa más adicción.
En esta busqueda de la felicidad a través del conocimiento, chocamos con barreras como las propias limitaciones intelectuales, pero también dignas de mejorar, esta idea se ha puesto de moda gracias, como no, a un anuncio de tv con la pirámide de Maslow,(nacido en 1908, otra vez el ocho),según este psicólogo en los seres humanos hay una tendencia innata a sacar el mayor partido posible de sus propios talentos y potencialidades, tendencia que él denominó autorrealización. Por aquí va esta entrada, "cómo mejorar nuestras capacidades"pero eso lo he de dejar para otro día.
Mientras te dejo con algo que he descubierto más bien tarde, (es lo normal en mí, llegar tarde a todo): El Gaudeamus Igitur ("Alegrémonos pues") canción que cantaba durante mi estancia en la Universidad en los actos más solemnes, yo pensaba que trataba de esa búsqueda del conocimiento supremo que se antepone a los placeres terrenales propios de la persepectiva hedonista de un estudiante. ¡Pues no!. En realidad se titulaba De brevitate vitae ("Sobre la brevedad de la vida") y se cantó inicialmente en universidades alemanas a mediados del siglo XVIII. ( Otra vez el ocho) con estofas como:
"Vivant omnes virgines,
faciles, formosae
vivant et mulieres
tenerae,amabiles
bonae, laboriosae"
estrofa que no precisa de traducción, no comment.(cambiese en pro de Bibiana Aido mulieres por homô, hominis.). ! Y yo que solo entendía vivan los profesores!!!!!!!!!!.
Gaudeamus igitur, iuvenes dum sumus. (bis)Post iucundam iuventutem, post molestam senectutem, nos habebit humus. Alegrémonos pues, mientras seamos jóvenes. Tras la divertida juventud, tras la incómoda vejez, nos recibirá la tierra. Ubi sunt qui ante nos in mundo fuere? Vadite ad superos, transite ad inferos, ubi iam fuere. ¿Dónde están los que antes que nosotros pasaron por el mundo? Subid al mundo de los cielos, descended a los infiernos, donde ellos ya estuvieron. Vivat Academia, vivant professores. Vivat membrum quodlibet, vivant membra quaelibet, semper sint in flore. Viva la Universidad, vivan los profesores. Vivan todos y cada uno de sus miembros, resplandezcan siempre. Vita nostra brevis est, breve finietur. Venit mors velociter, rapit nos atrociter, nemini parcetur. Nuestra vida es corta, en breve se acaba. Viene la muerte velozmente, nos arrastra cruelmente, no respeta a nadie. Vivat nostra societas! Vivant studiosi! Crescat una veritas, floreat fraternitas, patriae prosperitas. ¡Viva nuestra sociedad! ¡Vivan los que estudian! Que crezca la única verdad, que florezca la fraternidad y la prosperidad de la patria. Vivat et Republica, et qui illam regit. Vivat nostra civitas, Maecenatum charitas, quae nos hic protegit. Viva también el Estado, y quien lo dirige. Viva nuestra ciudad, y la generosidad de los mecenas que aquí nos acoge. Pereat tristitia, pereant osores. Pereat diabolus, quivis antiburschius, atque irrisores. Muera la tristeza, mueran los que odian. Muera el diablo, cualquier otro monstruo, y quienes se burlan. Alma Mater floreat quae nos educavit, caros et conmilitones dissitas in regiones sparsos congregavit. Florezca la Alma Mater que nos ha educado, y ha reunido a los queridos compañeros que por regiones alejadas estaban dispersos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada día más contenta de pertenecer a este grupo llamado : matemáticos

Y es que no se deja de hablar de nosotros como aquellos que estamos detrás de todo y más si son fenómenos que mueven masas. ¿ ¿e gustan los ...