miércoles, 9 de junio de 2010

¿ Hasta dónde admitir como válido?



"Es cuando una figura o ser vivo. Se puede doblar por la mitad una vez y que coincidan"

"Es la que cuando está doblada se ve es decir que se ve a simple vista"

 Son algunas  definiciones de Simetría axial  que dos  de mis alumnos de 1º de E.S.O. daban en un examen.

Mi pregunta es acerca de cómo evaluar dicha respuesta, hasta cuánto hemos de seguir aceptando un empobrecimiento del lenguaje, una falta de rigor en el estudio.
Para la Geometría he usado  la papiroflexía en su variante el kirigami, hemos decorado la clase, hemos usado las nuevas tecnologías , les proporcioné un listado de páginas web diversas en la que ver y manipular la Simetría y otros conceptos de Geometría básica -eso sí,después de conseguir  que antes leyeran, resumieran e hicieran   ejercicios, sólo imponiendo esa premisa pude  conseguír que algunos trabajaran algo motivados por el uso  posterior de lo portátiles-.

Y todo para conseguir una innimaginable pobreza en las definiciones posteriores a todo ese trabajo , cuando por ejemplo les preguntaba en el examen la de simetría axial...
( Tema que ya traté en otra entrada del blog: TEPs [ producciones textuales autónomas de los estudiantes ].

Expertos en educación como Roger Schank dicen saber cómo educar: ..." lo único que vale la pena memorizar son las tablas de multiplicar, lo demás lo aprendemos en función de nuestras necesidades e inquietudes."...

Roger Schank es un experto en Inteligencia Artificial que investigaba cómo educar a los ordenadores y acabó descubriendo que a los humanos nos educan mal.Opina que "los profesores deberíamos  concentrarnos  en intentar comprender qué es lo que los estudiantes pueden hacer, y en ayudarles a hacerlo.
 Los ordenadores son una solución, pero no tienen por qué ser “la” solución. La clave es el sistema. Lo que permiten los ordenadores es tener una experiencia individual que les permite a los alumnos comunicarse con un compañero, o trabajar en equipo, o comunicarse con alguien al otro lado del mundo, o investigar algo que les interese, o hacer las experiencias que de otra forma no podrían hacer, pero cada uno en su propio campo"...



http://www.rogerschank.com/


http://www.rtve.es/tve/b/redes2007/semanal/prg351/entrevista.htm

http://www.elpais.com/articulo/portada/Schank/e-learning/actual/misma/basura/diferente/sitio/elpeputec/20100225elpcibpor_6/Tes


En esta linea se encuentra el trabajo de John Dewey por 1890, una educación tradicional “centrada en el programa” frente a una pedagogía “centrada en el niño”. 

..."Como Alicia, el maestro tiene que pasar con los niños detrás del espejo y ver con las lentes de la imaginación todas las cosas, sin salir de los límites de su experiencia; pero, en caso de necesidad, tiene que poder recuperar su visión corregida y proporcionar, con el punto de vista realista del adulto, la orientación del saber y los instrumentos del método” ...
(Mayhew y Edwards, 1966, The Dewey School.pág. 31)


Estando en periodo de evaluaciones, ese es el reto que te  lanzo:  

¿Debo  admitir las definiciones que encabezan esta entrada potenciando la individualidad y la creatividad  del alumno o no admitir dichas definiciones pues carecen del rigor matemático que  la escuela tradicional requiere ?

8 comentarios:

  1. Prometo pensar una respuesta para esta difícil pregunta que planteas y que nos atañe a todos. Voy a pensarlo bien y dejaré mi comentario más adelante. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Que potencien la creatividad e individualidad de otra manera, pero no cargándose la lengua...Además, eso no les beneficia en absoluto, pensarían que es correcto y en un futuro no muy lejano...en fin...(yo suelo rebajarles a la mitad la puntuación de la pregunta si el contenido es correcto)

    ResponderEliminar
  3. Por pura salud para la educación, nunca es un buen momento para que el maestro se rinda y se diga "bueno, estaban cerca de la respuesta".

    Luego de tanto trabajo por parte de maestros y alumnos (sólo de los que se lo tomaron en serio, lamentablemente) lo que menos se querría es un pobre resultado, pero si se da, entonces sería inaceptablemente indulgente aceptarlo y resignarse.

    Puede ser que para algunos la simplificación de los estudios, o de las ciencias o de cualquier materia, sea una solución con la que se pueda vivir. Al fin y al cabo -se dicen-, si alguno quiere aprender, ya se las arreglará para ir a la universidad. ¿Pero acaso no sería más grandioso y meritorio que durante los grados básicos se encontrase la manera de incitar a los alumnos, y que estos sinceramente quisieran aprender y conocer, que no dejaran escapar una sola oportunidad de entender el mundo?

    Quién sabe cuánto potencial se ha dejado ir.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. He estado pensando sobre la pregunta que se plantea.

    Cuando por parte de los alumnos se observan respuestas como la que se muestra en esta entrada, enseguida se habla del "fracaso del sistema educativo". En mi opinión lo que ha fracasado no ha sido el sistema educativo, sino el sistema o esquema de vida actual.

    Los papás están poco en casa, y cuando están no se ocupan debidamente de la educación de sus hijos. Educación en sentido amplio. En muchos casos, se parte ya de una situación cada vez más frecuente y desfavorable para el niño: padres separados. Una lacra creciente de la sociedad a la que apenas se le da importancia. ¿Qué se puede esperar de un niño que ya está viendo que sus padres no han sido consecuentes con una decisión tan importante como la de unirse y formar una familia?

    Tenemos por otro lado abundancia de hijos únicos, a los que muy a menudo se les pone en bandeja todo tipo de regalos, y beneficios. Móviles, playstations, Wiis, operaciones estéticas, viajes, supercumpleaños, supercomuniones etc.. etc.. Creamos personitas sin mucho sentido de la proporción entre derechos y deberes. Sin mucho sentido del esfuerzo.

    Los papás tienen cada vez más dificultades en saber qué es lo que está bien y qué es lo que está mal. La sociedad del siglo XXI se mueve en un mar de dudas y con muy pocas referencias. El estado lanza órdenes que pueden desquiciar a cualquier mente sana; por ejemplo pueden prohibir los cuentos infantiles y paralelamente apoyar a tu hija para que aborte sin tu consentimiento. O cuestionar las películas de vaqueros por ser políticamente incorrectas, y paralelamente poner contenido para adultos dentro de los dibujos animados que se emiten en horario infantil. Y así ad infinitum o ad nauseam...

    El estado dota a las aulas de un sinfín de ordenadores... ordenadores para personitas que apenas saben escribir una frase sin faltas de ortografía. Un auténtico disparate basado en un negocio extraordinario.

    Hay bastante generalización en este comentario, por lo que ruego se me disculpe, pues hay excepciones en todo. También decir que aunque puedo equivocarme en lo que digo, no soy precisamente sospechoso de querer culpar a nadie por que sí. Es más, estoy haciendo cierta autocrítica; pues soy padre, mi hijo es único, soy divorciado, hago demasiados regalos a mi hijo... y para colmo he llevado el mantenimiento informático de varias decenas de centros TIC.

    ¿Como evaluar entonces esas respuestas? Supongo que lo mejor es hacerlo de la manera que menos perjudique al niño; es decir, suspendiéndolo. Pero la verdad es que esta es solo una opinión de un papá aturdido y desinformado por sobreinformación, del siglo XXI .

    AQUÍ dejo un video de Guillermo Fesser, con algunas claves para reflexionar.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Manoli:

    No te puedo decir que sí ni que no, porque a margen de lo cerca o lejos que están las definiciones de la exactitud, la verdad es que las respuestas tienen gracia, aunque sea la gracia del enano.

    Recuerdo que cuando era pequeña,lo que me decían los adultos me sonaba a chino mandarín; me parecían hasta pesados, de tanto información que daban. De modo que cuando eres una canija llegas a "vacunarte" de la mayoría de las cosas que dicen los adultos, y te acostumbras a que todo entre con calzador, en pos del futuro que te estań "ayudando" a labrar, sin que se instale la información en algún lugar accesible a tus entendederas: si no te interesa especialmente lo que oyes, porque no despierta tu curiosidad, no te entra nada de nada, o sea, que no cala.

    Piensa que los enseñantes (no soy profesora pero he tenido hijos a los que enseñar) sabemos cosas y tenemos soltura con ellas, bien sea por influencia o por experiencia; las manejamos bien y podemos hablar de ellas, incluso muchas veces sin entenderlas plenamente. Cuando intentamos enseñar a los niños lo hacemos desde nuestra posición experimentada y, parece que no contamos mucho con su situación. Si no comprenden nos limitamos a repetir con otras palabras lo mismo o a invocar a su futuro.
    Te pongo un ejemplo: tú vas a una ventanilla a solicitar algo, y el que está ahí detrás todo el día tiene claro lo que te pide porque es su trabajo y lo hace mil veces en cada jornada; pero a tí puede que la mitad de las cosas te estén sonando a chino... Tú vas a la ventañilla con interés y porque necesitas algo, y acudes con las antenas bien orientadas. Imagínate ésto mismo, pero con la mentalidad de un crío: va al colegio (la ventanilla) por obligación, su necesidad es una imposición y está deseando largarse...

    Actuar por "delegación", que creo es lo que os pasa a los profesores, puede ser un problema, porque la enseñanaza, aunque sea una vocación, a mi criterio, tiene que tener ciertas implicaciones emocionales que te haga ver que estás ante un cochorro que tiene que explorar el mundo de manera instintiva y entrenarse con todos los mecanismos de supervivencia a su alcance para defender su existencia. Los niños actúan por instinto, y lo que se nos ofrece en los colegios, se orienta a largo plazo, hacia un futuro que ellos no tienen en mente.
    Recuerdo que empleé mucho tiempo en hacer repetir a mis hijas frases enteras, instándolas a buscar palabras que conocían, para que su frase contuviera los términos suficientes que definieran lo más exactamente posible lo que intentaban expresar. Creo que éste debería ser un ejercicio obligatorio -o un juego- en todos los colegios.
    No podemos conformarmos con entenderlos aunque hablen en morse, con saber qué quieren decir o a qué se refieren, porque volvemos a caer en el abuso de nuestra experiencia. Si para ellos es suficiente, hay que demostrasles que es más favorable si lo que dicen define o se aproxima a la realidad, y no solo a lo que tienen en mente y que los demás no ven; un ejercicio, por otro lado, que deberíamos aplicarnos los adultos cuando intentamos enseñarles algo.

    Bueno, no me enrollo más.
    Un saludo desde la Enterprise.

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos:
    Jamás imaginé, y creo que Manoli tampoco, que la respuesta a la pregunta de qué es la simetría fuera a dar para tanto. Agustín e Hipatia, creo que os habéis pasado en vuestro análisis, que ,aunque pueda ser cierto, no creo que tenga mucho que ver con la cuestión planteada por Manoli.
    Yo soy mucho más simplista y el análisis que hago es que el niño cuando dice que simetría 'Es cuando una figura o ser vivo Se puede doblar por la mitad una vez y que coincidan' en realidad lo que está es explicando el procedimiento que a el le permite comprobar si una figura es simétrica. Probablemente es lo que tu hiciste en clase para que lo comprendieran. Yo soy de la vieja escuela y creo que las definiciones hay que aprenderlas de memoria literalmente, aunque no se comprendan en ese momento. Ya habrá tiempo para entenderlas y comprenderlas (y cuando lo hayas conseguido cambiarán la definición y volvemos a empezar). Lo que a tí te ha ocurrido, Manoli, es la consecuencia de nuestro actual sistema educativo, que preconiza el aprendizaje por descubrimiento, lo que conduce a alcanzar una competencia y todo lo que no va por esta vía no sirve. Yo recuerdo que cuando me hicieron aprender la definición de metro (aquella que decía que era la longitud de una barra de platino e iridio depositada en la oficina internacional de pesos y medidas de Paris) yo no entendía absolutamente nada, nunca me explicaron qué era el iridio, ni una oficina. Pero me la aprendí de pe a pa porque si no me ganaba diez palmetazos. Hoy día, como no hay temor al palmetazo, los alumnos no hacen el mínimo esfuerzo que requiere aprender una definición, por eso se limitan a describir lo que recuerdan de la explicación, probablemente el ejemplo que la ilustra, y que en aquel caso sería doblar por la mitad la figura para que las dos partes coincidieran.
    Pero Manoli, no todo ha sido perdido. Por lo menos han adquirido la competencia de 'saber si una figura presenta simetría axial' (Como no doy en la ESO, ignoro si esto forma parte de las competencias básicas. Finalmente sobre la segunda definición, estoy seguro de que el alumno, aunque no lo explica bien, sabe lo que quiere decir, por lo tanto aprúebalos a los dos, no sea que te presenten una reclamación y te las tengas que ver con la Inspección.

    ResponderEliminar
  7. Hola Manoli.
    Curiosamente estoy de acuerdo con Agustín y con Hipatia.
    Suelo ser muy simplista, como Nicolás, pero creo que en este caso, los análisis que hacen Agustín e Hipatia son muy acertados. Estoy de acuerdo con Nicolás en cuanto a que los niños parecen haber entendido lo que es simetría axial y por lo tanto merecerían aprobar Matemáticas. Seria interesante preguntar al profesor de lengua por que unos niños que tienen un concepto tan claro, no son capaces de expresarlo en un castellano medianamente inteligible.

    Un saludo

    Antonio

    ResponderEliminar
  8. Con tu permiso Manoli:
    Nicolás, el problema que veo con la memoria es, como bien dices, las dinámicas de cambio a que están sujetas las disciplinas (afortunadamente). El ejemplo que pones viene al pelo; también tuve que memorizar semejante definición sin entenderla, definición que tuvo una vigencia limitada y, por lo tanto, desde hace años ya no se aprende en los colegios. Si le dices al niño que esto puede suceder, que lo que va a memorizar tiene fecha de caducidad, con las pocas ganas que tiene de estar ahí, pues se acabó su participación: "ya que me están vendiendo un futuro por obligación, esperaré a la definición que está por venir".

    Un niño de 13 años puede entender qué es simetría, quizá porque ha atendido en clase o ha visto el experimento que se ha hecho para mostrárselo; pero, si no sabe expresar el concepto está demostrando que no ha tocado el libro para leer la definición, y probablemente no ha leído mucho de otros. Pero, particularmente, pienso que la falta de interés no ha de ser penalizable, aunque sí debería premiarse cuando la hay. Éste sería otro tema. Quizá habría que plantearse la aridez o la excesiva asepsia de las definiciones de los libros de texto.

    No obstante, el lenguaje contribuye a estructurar el cerebro, de forma que se puedan diferenciar y elaborar ideas con claridad; Y resulta prioritario un conocimiento profundo del mismo, pues las ideas se sostienen con el lenguaje.

    Tampoco estoy de acuerdo con el desprestegio en que ha caído la memoria; aprender de memoria tiene sus inconvenientes y sus ventajas. Cuando estudiaba Física me aprendí las fórmulas usándolas mientra hacía muchos problemas. Y ahora que estudio Historia, memorizo datos a base de leer cada episodio en diferentes textos y haciendo muchos mapas ilustrados en la pizarra.
    Con esto quiero decir que utilizar la memoria requiere también de una enseñanza, y no basta con poner música a la definición, como se hacía con el catecismo o las tablas de multiplicar, que, para el profesor era muy práctico (objetivos alcanzados) pero hay que contar con que la mamoria puede fallar, como solía suceder.

    Coincido con Antonio en lo del profesor de Lengua, pero no en que deberían ser aprobados taxativamente: pienso que la memoria no garantiza nada, ni siquiera en el futuro. Para penetrar en los fenómenos de la narturaleza hace falta, en primer lugar, un lenguaje claro que los explique y a partir de aquí podremos entenderlos.

    Ya siento enrollarme tanto, pero no cesan de ocurrírseme ejemplos. He conocido mucha gente, con una excelente formación universitaria y profesional que no son capaces de trasladar (asociar) sus conocimientos a las situaciones de la vida (algo que recomendaba Feynman). Pero este tema da para otra historia, ¿verdad Manoli?

    Un saludo para todos y muchas gracias. Me parece un debate muy interesante.

    ResponderEliminar

Cada día más contenta de pertenecer a este grupo llamado : matemáticos

Y es que no se deja de hablar de nosotros como aquellos que estamos detrás de todo y más si son fenómenos que mueven masas. ¿ ¿e gustan los ...